Más vale tarde que nunca

"...más vale tarde que nunca fué creado por sí en algún momento se me ocurriese alguna cosa que decir, o alguna foto que colgar, o alguna cosa que se le haya ocurrido a otro y merezca la pena copiar ..."

martes, 12 de octubre de 2010

¿Dónde está Robin Hood?



Me encantaría ser un blogger de éxito para poder divulgar y, que llegara todo el mundo, mi experiencia con el Excelentísimo Ayuntamiento de Madrid. Pero me tendré que conformar con escribirlo y leerlo muchas veces para ver si consigo desahogarme yo solito.


Todo empezó cuando recibí una multa por estacionamiento indebido. Debía de tener el día tonto, porque nada más recibirla me conecté a www.munimadrid.org y la pagé con mi tarjeta de crédito. La verdad, es comodísimo, ya que tienes que pasar por el mal trago de pagar una multa, por lo menos te ponen facilidades para hacerlo.


Al mes siguiente recibí otra denuncia similar y esta vez la dejé encima de la mesa, porque no tenía yo el cuerpo para pagos, ni siquiera con facilidades.


Un mes más tarde, aproximadamente, recibí la tercera. Esto ya no era normal, así que leí detenidamente el contenido de la denuncia, que decía que estaba estacionado en segunda fila en la calle Santa Engracia un lunes a las 7:45 de la mañana. ¡Imposible!, un lunes a esa hora yo no estoy aparcado en ninguna parte y menos a 50 kilómetros de mi casa... Entonces repasé concienzudamente la denuncia y descubrí que la matrícula del coche no era la mía, aunque muy parecida, tenía un número bailado.


Entonces recordé la que había recibido el mes anterior y fuí a buscarla y, efectivamente, tampoco era de mi coche. Animado por el descubrimiento fuí a comprobar la que ya había pagado y, aleluya, tampoco era de mi coche.


Con todos los papeles fuí al Excelentísimo Ayuntamiento de Madrid en la C/ Albarracín y le conté a un funcionario lo que me había pasado, el hombre me explicó que debía de hacer una alegación para las dos multas que no había pagado y un recurso extraordinario para que me devolvieran el importe que había pagado indebidamente.


Tres meses más tarde recibo la respuesta del Excelentísimo Ayuntamiento de Madrid, rechazando el recurso extraordinario, porque tuve un plazo para alegar y no lo hice y también me rechazan la segunda alegación porque lo he realizado fuera del plazo.


Ni siquiera se han leido el contenido, solo quieren cobrar, solo les interesa recaudar, no somos ciudadanos, somos paganos. Les da igual si tengo o no razón, quieren que page una multa de otro conductor. Menos mal que el otro conductor no atropeyó a nadie. ¡Me estaría reclamando cárcel!


Y nos llaman piratas a nosotros porque bajamos, sin pagar peaje, una película española que han producido con las generosas subenciones que vienen de nuestros impuestos, la almacenamos en un CD que ha pagado el canon y la vemos en un TV que ha pagado el canon.


Por favor, alguien sabe ..... ¿Dónde está Robin Hood? .... tienen su mail o la dirección en el twitter ?...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada